Frente a una verga

By | 3 noviembre, 2017

Soy Hombre de 60 de edad

Estando caliente en mi casa, me empece a manosear yo mismo, tocándome los pezones la verga y el culo, me metí el dedo en el culo y mangos de cepillo para el pelo y una zanahoria, me bañe con la zanahoria en el culo, me la saque, me vestí, y salí en busca de una verga, nunca falta un mátate, por lo que fui a un lugar, donde se que hay siempre un acomedido, llegue y me senté acerca de, un señor con cara de carbón, me Cusco platica, y mi corazón empezó a palpitar celebrado y fuerte, anocheció y ya con confianza, me tiro una hablada, que estaba caliente, y andaba buscando, aún que sea una mamada, y me tire a matar y le dije, que si quería yo le haci el favor, se me acerco, me abrazo , y me empezó a besar, se me paro en chunga, y me gusto como me besaba, no lo esperaba así, me tomo la mano y la puso en su verga, le baje el sierre y le saque la verga, y empece, a hacerle una puñetazo despacio, me tomo de la nuca, empujando me hacia abajo, con gusto me incline y vi el la punta de su verga, una gota grande de un líquido cristalino, que la deguste con la lengua, viscosa y saladora, sabrosura, y me llegaba su olor a verga, me invito a que le diera el culito, le dije que tenía ganas, pero que tenía miedo, pues nunca me habían encalado, me dijo que lo haría con cuidadito, que sería una buena experiencia, accedí, me baje pantalón y triza y me incline, me empezó a besar las nalgas y me hacia cosquillas con su bigote, gasta que llego a mi culo, que se contraía y dilataba, como cuando las gallinas ponen un huevo, me lengüeteo el culo y me dio el beso negro, mmmm, me encantaba, me metió el dedo, y luego otro, con gel, el ya iba preparado, buscando un culito, me dijo, que le pusiera en la cabeza y el tronco, y empezó a metérmela poco a poco, hasta que sentí que sus huevos, chocaban, con los míos, me mañoseaba, y empezó poco a poco el mete saca, sentía muy pero muy rico, de tanto desear ser comido, me estuvo comiendo por dos años, no he podido olvidarlo, deseo otra pareja de planta que me de verga, ni mi esposa ni hijos lo saben, es mi sabroso secreto y el de mi agradecido culito.

One thought on “Frente a una verga

Comments are closed.